Los Desafíos

En el centro de control de la EMT, un equipo de sólo cuatro inspectores es el encargado de monitorear la flota entera. Para ello hacen uso de la red de 80 cámaras de la ciudad, junto con algunas cámaras propias instaladas en sitios estratégicos y en el interior de los vehículos. Dada la complejidad de la red, y el tamaño de la flota, la EMT necesita monitorear los vehículos en tiempo real, con la habilidad de cambiar rápidamente a cualquier cámara en la red. También es necesario un sistema de alarmas que asegura que la cámara de un vehículo en específico esté visible en las pantallas del centro de control una vez activada por su conductor.

Para la EMT era necesario una solución que fuese flexible y que pudiera permitirles mostrar contenido proveniente de múltiples fuentes y cambiar rápidamente. Buscaban algo que fuera sencillo de usar, y que los inspectores pudieran aprender a operar y gestionar rápidamente. Finalmente, querían una solución de bajo costo. Desafortunadamente en el mercado de los video walls, muy pocas soluciones entran dentro de un rango de precio razonable.